Historias para contar

0
35

El cine suele ser un reflejo de lo que le ocurre a la sociedad. Los temas que preocupan a las poblaciones en general tienen su correlato en la pantalla grande. A continuación, los tópicos que se están desarrollando en las películas actuales.
Por Leonardo González

Los tiempos han cambiado, y existe un nuevo fenómeno en las últimas décadas que está afectando al cine: franquicias, secuelas, universos cinematográficos, remakes. Cada vez se hace más habitual que lleguen a las pantallas largometrajes de los cuales “conocemos” su historia. Pero siempre hay una corriente que lleva a su cargo la tarea de contar lo que está pasando, los cambios, las tendencias que vive el ser humano o, simplemente, de plasmar temáticas que antes se evitaban. La homosexualidad, el racismo, el rol de la mujer, los abusos a las minorías, las nuevas tecnologías y su efecto en las personas, el narcotráfico, todos son temas que están a la orden del día. Algunas de las películas que se esperan –o que ya se estrenaron– este 2019 son, por ejemplo, La mula, en donde Clint Eastwood transportaba droga para un cartel mexicano. O BoyErased, que trata sobre un joven homosexual, hijo de un cura bautista, obligado a someterse a una terapia “curativa”. Lo nuevo de Barry Jenkins, el director de Luz de luna, Si la calle Beale hablase, es sobre una mujer de Harlem embarazada que trata de demostrar la inocencia de su pareja, acusada de violación. En Green Book: Una amistad sin fronteras, otra ya estrenada, un chofer italoamericano (en los años 60) tiene que llevar y proteger a un pianista negro en una gira por los Estados Unidos. O Regresa a mí, sobre una madre cuyo hijo, adicto a las drogas, regresa a casa, y entonces debe ayudarlo a él y a toda la familia.
Por otro lado, en nuestro país se viene dando un fenómeno en los últimos años –tanto en el cine como en la televisión– en que el foco se puso en hechos históricos o personajes populares. Y eso es algo relativamente nuevo en la producción nacional, al menos en tantos ejemplos juntos. El clan (2015); Gilda, no me arrepiento de este amor (2016); El Potro, lo mejor del amor (2018); Historia de un clan (2015); Sandro de América (2018); Cuéntame cómo pasó (2017), que repasaba varias décadas importantes en la historia argentina; y se vienen las series sobre Diego Maradona, Gilda, Susana Giménez y hasta Alberto Nisman, por nombrar solo algunos ejemplos.
El cine es una gran herramienta de la cultura, y una de las formas más populares de transmisión. Puede abordar temas desconocidos, darnos luz sobre otros que apenas conocemos o incrementar nuestro conocimiento sobre ellos. Siempre hay que tener en cuenta, claro está, que toda obra es una visión –entre muchas que puede haber– de un director o narrador, y está en nosotros tomarla o no. Lo importante es que nunca se dejen de contar historias.

ADN SOBRE LAS TENDENCIAS

• El espectador se va informando a través del cine de los hechos o sucesos (actuales o pasados), y esto permite otro tipo de acercamiento a los temas tratados.
• Los largometrajes intentan documentar, retratar, relatar o dar testimonio de una realidad, una historia para transmitir, a través de ellos, un mensaje.
• Las temáticas, en algunos casos, suelen verse muy reflejadas de acuerdo con los momentos históricos por los que pasa la humanidad.
• El fin último es tratar de estimular nuevas formas de pensar y analizar los temas.