DESAFÍOS

0
17

Los desafíos son con uno mismo. Así lo entendió Mora Godoy, la bailarina que a los cinco años convenció a sus padres para que la llevaran a estudiar danza, siguió formándose en el Colón y se transformó con los años en productora y mánager de sí misma. “Si no me autogestionaba, no hubiese ni siquiera bailado en un escenario”, nos contó cuando la entrevistamos para la nota de tapa. El tango hizo todo lo demás.

Ahora, ese desafío debió tener sus convicciones, que son las que en definitiva vuelven tangibles los deseos. 

Desafíos y convicciones. Ambas acompañan la monumental obra del maestro Luis Felipe Noé, nuestro invitado de esta edición y uno de los artistas plásticos más importantes de la Argentina. Todos los años trabaja sobre cuadros inéditos para concluir con una exposición antes de que llegue diciembre, y por estos días, concentra su atención en la escritura de un nuevo libro. Sobre el ritmo que le impone a su vida, nos dijo: “Me parece bueno, porque me desafío a mí mismo. Soy un poco hijo del rigor”. 

Desafíos, convicciones y entusiasmo, como el que le transmitió a Clara O’Farrell su mamá desde muy chica. Hoy, esta ingeniera argentina integra el equipo de la NASA que envió un robot a Marte. “Yo creo que el entusiasmo es contagioso, y trato de generarlo cuando cuento lo que hago”, nos señaló. Durante años, Clara se dedicó a desarrollar el paracaídas que le permitió un arribo suave al rover Perseverance en el planeta rojo. El paracaídas llevaba un mensaje en código: “Animate a cosas poderosas”. 

Animarnos a cosas poderosas, desafiarnos a nosotros mismos, jugarnos con entusiasmo por las cosas de las que estamos convencidos.

Que disfruten la revista.

¡Buena vida!