Enlazar oportunidades

0
11

Un centenar de jóvenes egresados del secundario transitan su primera experiencia laboral en empresas de primera línea. Lo hacen en el marco del Programa Enlazar, que impulsa la Fundación Córdoba Mejora. Testimonios de un cambio de paradigma.  

T

enemos la suerte de contar con trabajo y de estar bien, pero sabemos que mucha gente no lo está. Como empresarios, sentíamos el compromiso de hacer algo para que Córdoba mejore. Entonces nos preguntamos ‘¿qué  pasa si empezamos a trabajar con líderes?’. Estábamos convencidos de que si los ayudábamos, íbamos a tener mejores decisiones en todos los ámbitos. ¿Y qué mejor que capacitar a los directores de los colegios?”. Mario Barra, vicepresidente de la Fundación Córdoba Mejora, recuerda aquellas preguntas iniciales que dieron origen al primer proyecto impulsado por la institución: el Programa de Formación para Líderes Educativos. El empresario menciona con entusiasmo los principales logros de esta iniciativa: “Los directores empezaron a empoderarse, a gestionar proyectos y a medir los resultados del programa con una herramienta propia”. Hoy comenta con satisfacción que los estudiantes han vuelto a ser evaluados con las pruebas PISA. “Otro de nuestros objetivos es incidir en políticas públicas, por eso tuvimos una grata sorpresa con esta decisión del ministerio. Es muy importante medir con estándares internacionales”, afirma.

Luego de poner en marcha el Programa de Formación para Líderes Educativos, se propusieron abrir las puertas de las empresas a los estudiantes, capacitarlos y armar un sistema de pasantías. El vínculo que habían desarrollado con los directores fue clave en la gestación de esta segunda iniciativa, el Programa Enlazar. Este busca “fortalecer la inclusión laboral sostenida de jóvenes que carecen de oportunidades de acceso al mercado formal”. 

El mes pasado, el programa lanzó la capacitación de su tercera edición en un acto realizado en el auditorio de OSDE que reunió a más de 800 asistentes, muchos de ellos, alumnos de sexto año y sus familias. “Después de siete meses, podemos decir que nueve de cada diez jóvenes continúan realizando su primera práctica laboral en empresas de nuestra comunidad”, explicó Victoria Cooper, directora del programa.

La iniciativa comienza con una convocatoria en las escuelas, continúa con un proceso de selección, una capacitación de tres meses y una etapa de intermediación laboral para quienes hayan transitado con éxito los pasos previos. Una vez incorporados a una empresa, la fundación realiza un monitoreo y acompañamiento. 

“Después de siete meses, podemos decir que nueve de cada diez jóvenes continúan realizando su primera práctica laboral”.
Victoria Cooper

En 2018, ingresaron 120 jóvenes a la capacitación; 106 la finalizaron; 103 se incorporaron a una empresa a través de un PPP (Programa Primer Paso) del Programa Enlazar; hoy 97  continúan trabajando. 

TRES PALABRAS

Alexis Cativa (20) transita el último tramo de su primera experiencia laboral. Lo hace en el área de Mantenimiento de Aguas Cordobesas. Cuenta que de chico vivía abajo de un auto jugando a ser mecánico. “Hoy tengo herramientas, un espacio de trabajo, una radio que escucho mientras reparo las máquinas para la cuadrilla”. Tiene pensado ingresar a la carrera de Ingeniería Aeronáutica el año que viene. 

Las tres palabras que elige para describir lo que encontró en esta experiencia son “compañerismo”, “solidaridad” y “amistad”. “Cada una significa mucho para mí”, dice con satisfacción. A su lado, Leandro Álvarez, analista de RR.HH. de la empresa, asegura que los chicos que llegan a través del programa vienen muy motivados y capacitados en cuestiones básicas “que no son tan fáciles de encontrar”.

INTENTARLO

Diego Santillán (19) asegura que el programa lo ayudó a organizarse. Trabaja desde hace ocho meses en el Hospital Privado, de Córdoba, y todavía recuerda las cinco alarmas que activaba para levantarse temprano y asistir a las clases de capacitación. Su empeño lo acercó también a la universidad. “Cuando empecé a trabajar, me interesé por la Ingeniería en Sistemas; justo estaba cerca de la Facultad y entonces me dije: ‘Voy a intentarlo’. Fui, me inscribí, aprobé el cursillo y estoy cursando”, cuenta atropellándose con las palabras. “Era muy tímido, siempre dejaba que los demás hablaran por mí. Pero en las capacitaciones fui sacándome la vergüenza, aprendí a organizar mi forma de pensar”, asegura. Diego, como muchos otros chicos, es el primero de su familia en terminar el secundario. Cuando vuelve del trabajo, su hermanito quiere enterarse de todo lo que hizo. “Un día me dijo que quería estudiar lo mismo que yo”.

VIAJAR

Brenda Sayavedra (18) se capacitó en el programa e ingresó en el call center Protection One. Cuenta que siempre fue muy seria, tanto que la gente creía que vivía enojada. “Me costaba mucho adaptarme, llegaba tarde al colegio. Ya cuando hice la capacitación me puse las pilas. Después, mis compañeros de trabajo me ayudaron a soltarme, aprendí a ser responsable”. Ahora sueña con viajar. “Seguir en este trabajo, estudiar Recursos Humanos, irme a España y volver para poner un emprendimiento con mi mamá”. Lo dice y se le dibuja una sonrisa.

SENTIRSE LÍDER

Paula Moreno (18) está trabajando en Naranja desde enero. Puede decirse que esta joven cumplió un sueño, porque desde que tenía 12 años quería trabajar allí. “Pero superó todas mis expectativas”, expresa acentuando su alegría natural. “Estoy muy contenta, me encanta el clima laboral, sentí que había cambiado de etapa en la vida de un día para el otro, tener nuevas responsabilidades, objetivos. Hoy me siento con muchos más conocimientos”, afirma. 

Haber participado del Programa Enlazar también la ayudó a conocerse. “Aprendí a trabajar en grupo, a cumplir roles y a darme cuenta de lo que era el liderazgo. Al momento de elegir un líder, podía participar, y a veces, me sentía identificada, entonces empecé a proponerme yo, me animé”, confiesa. 

Mariel Re, integrante del equipo de Responsabilidad Social de Naranja, no puede disimular su satisfacción al hablar del programa. “Este es el primer año que participamos, y en total son cuatro los jóvenes que se encuentran trabajando. Estamos muy contentos, los resultados son más que buenos. La capacitación que reciben –asegura– es un aporte distinto, hace la diferencia”. 

DATO DE CONTACTO:

www.cordobamejora.org