Formar para la vida

0
16

La Fundación PUPI trabaja con familias en situación de vulnerabilidad para mejorar su realidad a través de programas de contención y capacitación. 

Foto Gentileza Fundación PUPI

Todos los días, hay un plato de comida servido para los 150 niños y niñas que salen de la escuela y van directo al comedor de la Fundación PUPI. Más tarde, con la panza llena, una batería de actividades se despliega para ellos: desde natación hasta apoyo escolar. La fundación creada por el exjugador de fútbol Javier “Pupi” Zanetti trabaja desde 2001 para contener a niños, adolescentes y sus familias que viven en una zona vulnerable de Remedios de Escalada, provincia de Buenos Aires. 

“Después de las 12, que terminan las clases, la mamá trae al niño a la fundación y hacemos apoyo escolar, tenemos talleres de música, de baile, pintamos… también está la opción de hacer natación, fútbol, y así, los chicos tienen cubiertas cinco horas durante la tarde”, explica Beatriz Furnari, coordinadora general de la institución.

Además, ofrecen talleres culturales y de formación profesional para mayores de 18. “La fundación está abierta a la comunidad. Si bien tenemos un cupo de niños seleccionados que reciben el almuerzo y participan de las actividades, sus familiares pueden anotarse en cualquiera de las propuestas que realizamos”, señala Beatriz. 

El objetivo es brindar contención a los niños de la zona, y a la vez acompañar a los adultos en la crianza y en la búsqueda de nuevas oportunidades para mejorar su calidad de vida. 

“Como estas familias se encuentran en un estado de riesgo social y tienen derechos vulnerados, hay un equipo interdisciplinario que trabaja con las mamás y los papás para fortalecer la estructura familiar”, añade Furnari.

En el primer piso, se dictan cursos básicos de computación y acceso a Internet, organizados por el programa Punto Digital, que depende de la Secretaría de Modernización de la Nación. Por otra parte, funciona el Plan de Finalización de Estudios Primarios y Secundarios (FinEs), y gracias a convenios con docentes de las universidades Kennedy, UBA y de Lanús, se dictan carreras cortas como la de auxiliar contable, la de acompañamiento a personas adultas y la de operador informático.

“La idea es formar a la persona para que pueda emprender un trabajo”, afirma Florencia García, una de las coordinadoras de Punto Digital. “Muchas mamás, que son quienes asisten en su mayoría al curso de cuidado de personas mayores, pudieron conseguir trabajo en geriátricos o casas de familia de la zona”, asegura. 

FUNDACIÓN PUPI EN MAR DEL PLATA

La Fundación PUPI viene trabajando en la construcción de un complejo social, deportivo y cultural en Mar del Plata, montado en un predio de ocho hectáreas, cedido por el Sindicato Obrero de la Industria del Pescado (SOIP). La iniciativa –denominada “Construyendo un Nosotros”– está dirigida a niños, niñas y adolescentes, y se estima que beneficiará a más de 50 mil personas. Contará con cancha de fútbol, salón de capacitaciones, zona de fogones y actividades al aire libre.

Mediante un convenio con la fundación, los clientes de Naranja son invitados a donar una parte o el total del vuelto cuando pagan sus impuestos o servicios, y también a realizar donaciones a través del sistema de débito automático.

Cómo comunicarse:

info@fundacionpupi.org / +54 11 4267-9100