Fundación Leer: Cuando la lectura es una fiesta

0
25

Impulsan actividades en todo el país para entusiasmar a niños y jóvenes con libros en papel y en soporte digital. Una de las propuestas es la Maratón Nacional de Lectura, que en 2019 convocó a seis millones de participantes.

Foto: Gentileza Fundación Leer

Un chico que no lee va a tener pocas posibilidades el día de mañana”, afirma Patricia Mejalelaty, directora ejecutiva de Fundación Leer, una organización sin fines de lucro que nació en 1997 para contribuir con la alfabetización infantil. 

Con la convicción de que la lectura es transversal a todas las actividades que se realizan a diario, desde la fundación organizan campañas para fomentar el hábito de leer por placer, brindan acceso a libros digitales y capacitan a docentes en el diseño de estrategias para incentivar a que sus estudiantes lean.

Una de las propuestas más convocantes es la Maratón Nacional de Lectura, que se realiza una vez al año y de manera simultánea en todo el país durante septiembre. En la última edición, participaron más de seis millones de chicos, jóvenes y adultos, y 19.000 instituciones educativas.

Escuelas, bibliotecas, centros de salud, centros comunitarios y familias se inscriben a través de una web desde la cual pueden descargar una guía de actividades orientativas para realizar durante esa jornada y libros infantiles para todas las edades. Además, hay consignas que estimulan a los lectores a completar trivias y ganar medallas por cada libro leído.

“Para los que tienen el hábito de leer, la maratón se convierte en un día de festejo por la lectura, para muchos es un puntapié inicial para acercarse a una historia”, dice Mejalelaty. Hay escuelas que preparan títeres, invitan a escritores, decoran aulas o representan personajes famosos con disfraces. Otras salen a las plazas a leer. “Vemos que la maratón ya fue apropiada por parte de los docentes y la totalidad de las escuelas, porque cada año llaman para preguntar cuándo es la fecha. Se genera un gran entusiasmo en todo el país”, agrega la directiva.

UN LIBRO, UN CLIC

La irrupción del libro digital favoreció la manera de trabajar de la fundación en los últimos años. “Lo digital permite quebrar la barrera de acceso a libros. Hay familias que no tienen libros en sus casas o localidades donde el acceso a la novedad editorial no llega, pero hoy con la tecnología estos escenarios son totalmente distintos. La tecnología te pone en la mano acceso a un montón de contenidos con un clic”, afirma Mejalelaty.

Por otra parte, reconoce que, si bien los chicos son nativos digitales, “es necesario detectar de qué forma leen, porque se necesitan distintas habilidades para interpretar un mensaje de celular, un manual o un texto literario o universitario, pero lo importante es siempre llevarlos a leer”, añade. 

“Vemos que la maratón de lectura ya fue apropiada por parte de los docentes y la totalidad de las escuelas”.
Patricia Mejalelaty

Con el propósito de lograr este objetivo, crearon la campaña “Leer 20-20. El Desafío”, para que los chicos junto a sus familias tengan acceso a un banco de libros infantiles y juegos para favorecer un acercamiento a la lectura de manera divertida y gratuita. 

A través de un convenio con editoriales, autores e ilustradores, los títulos están disponibles en una plataforma web por 30 días y luego van rotando. “Tuvimos una respuesta maravillosa de todos los actores: de los chicos, entre los 10 y 12 años, quienes van solos a la plataforma y son lectores autónomos; de los padres, que están felices de que sus hijos puedan leer; y de los maestros, quienes ven que sus alumnos pueden leer en sus hogares”, explica Mejalelaty. 

Para ingresar a la plataforma los chicos tienen que crear un usuario y una contraseña, y al mismo tiempo los padres también pueden acceder y consultar el registro de libros que han leído para conocer sus gustos y saber qué trivias han respondido. Por eso, desde la institución aclaran que es un sitio “seguro”. 

“Los textos que están subidos a Leer 20-20 sabemos que gustan. Y de eso se trata empezar a leer: entender qué es lo que a los chicos los atrapa”, cuenta Patricia. Además, asegura que esta herramienta “les facilita la lectura a familias que no pueden acceder a libros en soporte papel, las entusiasma y las convierte en lectoras”. 

FORMACIÓN

Como parte de las actividades educativas, la institución realiza capacitaciones con docentes para promover la alfabetización infantil y la comprensión lectora. En instancias presenciales o virtuales, brindan materiales y programas educativos que logran entusiasmar a los alumnos con lectura y escritura. “Además de estas herramientas, tratamos de reforzar la idea de que es necesario que en la casa los adultos les lean al menos 20 minutos por día a los chicos, porque cumplen un rol indelegable en acercarlos a la lectura. No hay que descansar solo en la escuela, el rol de papá, mamá o adulto a cargo leyendo es muy importante”, sintetiza Mejalelaty.

“Fomentar el hábito lector desde pequeños contribuye a ensanchar los universos culturales de la población, estimula el pensamiento crítico y abre oportunidades de acceso al conocimiento y la cultura”, concluye. 

Reconocimientos

En 2018, la Fundación Konex les otorgó el premio Konex Platino en la categoría Entidades Culturales. En 2019 recibieron el premio Samsung Innova en la categoría Arte y Cultura. En 22 años de trabajo, han desarrollado programas en las 23 provincias del país y en la ciudad de Buenos Aires. Más de dos millones de niños y jóvenes han participado de ellos; fueron distribuidos dos millones de libros nuevos; se crearon más de 3000 espacios de lectura; y cerca de 25.000 adultos –entre docentes y líderes comunitarios de escuelas y centros de todo el país– fueron capacitados.

Cómo comunicarse:

Fundación Leer 

Tel.: 011 5811- 1109

comunicaciones@leer.org.ar