10 curiosidades sobre el medioambiente

0
78

Algunos datos interesantes para conocer mejor a nuestro planeta y aprender sobre el impacto que la actividad humana tiene sobre su entorno.

Foto Greenpeace

1. AGUA 

El hielo de la Antártida representa la mayor reserva de agua dulce del mundo: casi el 81 por ciento del total.

Siendo potable apenas el 0,025 por ciento del agua en la superficie de la Tierra, la falta de acceso a ella es un problema creciente, tanto, que tres de cada diez personas no la reciben en sus hogares según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Frente a este panorama, además de diseñar políticas públicas, es imprescindible aprender a no desperdiciarla en casa. Según la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), por día una canilla goteando puede perder 46 litros; un tanque con deficiencia en el flotante, 2400 litros; y un depósito de inodoro con pérdidas, hasta 1200 litros.

2. BOSQUES

Los bosques nativos concentran más de la mitad de la biodiversidad terrestre del planeta.

Cumplen un papel central en la regulación climática, la conservación del agua y los suelos, el control de las inundaciones y la generación de oxígeno. La deforestación es responsable del 12 por ciento de los gases de efecto invernadero (GEI). 

Sin embargo, el “Diagnóstico actualizado del estado de implementación – Ley 26.331”, hecho por la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) y Fundación Vida Silvestre (FVS), detalla que si bien la Argentina cuenta desde hace trece años con esta norma para planificar el uso de los ecosistemas, “su implementación ha sido parcial”.

3. AIRE

Nueve de cada diez personas respiran aire contaminado.

Así lo determinó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un informe que afirma que siete millones de personas mueren cada año por enfermedades relacionadas con este mal.

Según FVS, las emisiones mundiales diarias de dióxido de carbono (CO2) disminuyeron un 17 por ciento en abril de 2020 en comparación con los niveles medios de 2019 debido a un menor movimiento por la pandemia, mientras que hubo un crecimiento del 2,8 por ciento en las emisiones del sector residencial. 

4. ALIMENTOS

Un tercio de la comida que se produce se desecha. 

Además, de acuerdo con el “Informe Planeta Vivo 2020”, del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), los residuos de alimentos son responsables del 8 por ciento de los GEI.

Los métodos de producción están siendo cuestionados por sus efectos sobre el calentamiento global y por la aparición de cada vez más enfermedades zoonóticas: aquellas que los animales transmiten al hombre. El 70 por ciento de las enfermedades humanas tienen este origen, alentadas por el avance sobre la naturaleza que facilita la transmisión de patógenos aumentando el riesgo de contagio.

5. OCÉANOS

El cambio climático podría elevar la altura promedio de los océanos hasta 1,1 metros para el año 2100.

De acuerdo con un informe sobre los océanos y la criósfera de la ONU, los mares absorbieron más del 90 por ciento del calor extra de la actividad humana en las últimas décadas. Esto podría ser dramático para 700 millones de personas que viven en las zonas costeras bajas.

En el peor escenario, Buenos Aires podría estar en riesgo para 2050 y algunas islas podrían no ser habitables más allá de 2100. Aun así, la ONU rescata que esto puede evitarse todavía mediante reducciones radicales en las emisiones de CO2.

6. BASURA

400 años a.C. se reciclaba basura en los hogares para hacer utensilios.

Según cifras oficiales, un argentino genera poco más de un kilo de basura por día, lo que equivale a 16,5 millones para toda la población cada año. El Banco Mundial nos ubica en el tercer puesto en Latinoamérica; es un tema que requiere urgente atención y acciones de concientización.

Según “Dónde Reciclo”, reutilizar 3000 botellas de vidrio reduce en 1000 kilos la cantidad de basura que se genera y en un 20 por ciento la contaminación del aire. Reciclar papel y cartón puede disminuir en un 74 por ciento la contaminación del aire y en un 35 por ciento la del agua. 

7. ENERGÍA

Cada hora el sol emite la energía suficiente para satisfacer las necesidades de la población mundial durante un año.

Mientras, el informe de 2016 de la comunidad global REN21 señala que obtenemos el 76,3 por ciento de la energía eléctrica de fuentes no renovables. De la energía que consumimos, alrededor del 65 por ciento se destina al uso de electrodomésticos, por eso es vital elegir artefactos de bajo consumo y alta eficiencia. En lo posible, tratar de reducir su uso al máximo y realizar mantenimientos periódicos para asegurar su correcto funcionamiento. 

8. ANIMALES EN PELIGRO

El año pasado fueron declaradas oficialmente extintas 24 especies.

Según el “Informe Planeta Vivo 2020”, entre 1970 y 2016 casi 21 mil poblaciones salvajes disminuyeron en promedio un 68 por ciento. El hombre está “empujando los sistemas naturales del planeta que sustentan la vida en la Tierra al límite”, señala, y menciona como las principales causas a la agricultura no sustentable, la deforestación y el tráfico ilegal de especies. El informe destaca que en Latinoamérica y el Caribe la situación es especialmente alarmante, con un descenso medio del 94 por ciento de las poblaciones.

9. MOVILIDAD

Noruega se propuso prohibir la venta de autos a gasolina a partir de 2025.

Hoy más de la mitad de los autos que se venden en ese país son eléctricos y la meta se está logrando gracias a que estos vehículos tienen muy bajos impuestos, a diferencia de los convencionales, con el objetivo de cumplir con las regulaciones europeas.

El transporte no sustentable es una de las principales fuentes de emisiones de GEI, y la pandemia ayudó en ese sentido a incentivar el uso de bicicletas y otros medios verdes en las grandes ciudades. 

10. CONSUMO

El 20 por ciento de la población mundial es la responsable del 75 por ciento del consumo y también del 75 por ciento de la contaminación.

Actualmente la humanidad necesita 1,7 planetas Tierra para satisfacer sus necesidades. A este paso, para 2050 necesitaremos tres, según la Global Footprint Network. Pandemia o no, es momento de cambiar nuestro estilo de vida a uno más amigable con el ambiente, que le dé al planeta el tiempo suficiente para recuperarse antes de agotar completamente sus recursos.