Víctor Cruz: “Deseo filmar hasta que me muera”

0
38

“Cuando te picó el bicho de la curiosidad, sin darte cuenta arrancaste a filmar una película”, cuenta el cineasta Víctor Cruz (47), quien luego de conocer a Panchita, una mujer de 109 años, no resistió la tentación de contar su historia. El resultado fue el documental ¡Que vivas 100 años!, en el cual sumó a otros protagonistas longevos con la misma vitalidad y proyectos por concretar.

“Todos los mayores que vi eran felices y lúcidos, y contaban con una red de contención de la comunidad”, dice mientras comenta que los personajes comparten el hecho de vivir en sociedades donde la espiritualidad ocupa un lugar central y no están regidas por la productividad. Por eso, recomienda el film para aquellos que van camino a ser adultos mayores, pues rescata la importancia de los lazos familiares y sociales para pensar en una vejez distinta.

“Hago documentales porque me interesa el vínculo con los protagonistas. Antes de empezar el rodaje, fui a pasar tiempo con ellos y a entablar una relación afectiva. El documental es una experiencia vital, no debería ser el mismo antes que después de realizarlo. Es un recorrido en el que esa experiencia se hace carne”, explica el director, quien prepara una película sobre parejas con más de cinco décadas juntas. 

Si él se convirtiera en centenario, tiene un solo deseo: “Trabajar hasta un día antes de partir. Mi sueño es seguir filmando, tener curiosidad e ir saciándola”.

  • ¿La última película que viste?

El campeón del mundo, de Federico Borgia y Guillermo Madeiro.

  • ¿Una que recomiendes? 

El hijo, de Luc y Jean-Pierre Dardenne. 

¡Que vivas 100 años!

En Costa Rica, Panchita recibe la visita de sus hijos, Pablo, de 93 años, y Calixto, de 88. En Italia, Adolfo desea volar para su cumpleaños 93. En Japón, Tomi, de 93 años, sigue de duelo por la muerte de su hijo mayor y su amiga Haru de 98 la alienta a regresar a la banda pop de abuelas de la isla. Una película inspiradora. 

Disponible en la plataforma cont.ar