Teñidos seguros y duraderos

0
15

Recomendaciones para teñirse el pelo sin riesgo de dañarlo. Opciones de colores naturales o de fantasía. Consejos y cuidados para el lavado, el secado y el planchado.

La operación de teñirse el pelo es cosa seria. Aunque muchísima gente la lleva a cabo en soledad y con poco o ningún asesoramiento, en realidad hacen falta muchísimos cuidados para que el cabello quede bien y, además, sin daños.

“Tanto el teñido habitual para tapar las canas como el que se hace para cambiar de look requieren cuidados muy estrictos, para lo cual se recomienda el asesoramiento de un especialista calificado”, indica Julieta Expósito, directora técnica de la empresa proveedora de productos de belleza Hairssime. “Antes que nada, hay que saber qué posibilidades nos brinda nuestro cabello”, aclara, y agrega que esto es válido tanto para los colores naturales como para los llamados “tonos fantasía”, es decir, los artificiales.

A propósito, la experta advierte que un cabello oscuro solo puede aclararse hasta un tono y medio, según la clasificación habitual de las tinturas. “En cambio, el que tiene un cabello claro puede llegar a aclararlo dos tonos. Lo que no se puede hacer es pasar de un color negro a uno rubio solo con aplicar un tinte: necesariamente hay que decolorar antes. Teñir es básicamente retirar el pigmento natural alojado en el córtex, que es el núcleo del cabello, y agregar un pigmento artificial”, describe. Lo mismo vale para quien quiera aplicarse un color de fantasía, sea cual sea el tono original.

También señala que el teñido siempre debe ir acompañado de un tratamiento de reparación. Este consiste en utilizar un champú adecuado, un acondicionador, baño de crema y queratina, sustancia que recompone las fibras dañadas y mantiene el pelo flexible e hidratado. “Si no se le devuelve al cabello teñido la capacidad de mantenerse hidratado, con el tiempo se va a volver quebradizo en unos pocos meses”, indica.

Además, Julieta advierte que después de lavar el pelo con la nueva coloración, se lo debe secar a una temperatura moderada (no muy caliente) y que es conveniente espaciar los lavados: “Hacerlo todos los días puede impedirle al cuero cabelludo generar el sebo, que es su protección natural”. Por último, señala que no se debe abusar del planchado ni del brushing, ya que le generan “daño mecánico” al pelo.

Consejos cada vez más necesarios porque, como asegura la experta, desde hace unos años y sobre todo durante la cuarentena los cambios de color de cabello tuvieron un auge notable. “Se usan cada vez más los tonos fantasía, desde el verde menta hasta el violeta, aunque hay dos que sobresalen: el azul petróleo y el rosa, que es el más usado por la generación millennial”, concluye. 

CONSEJOS  ÚTILES

• No abusar de la plancha ni del secador, porque el exceso de calor puede generarle un daño a la estructura del cabello.

• Espaciar los lavados y hacerlos cada dos o tres días.

• Se debe enjuagar el cabello con agua tibia, ya que la caliente puede abrir la cutícula capilar y ocasionar una pérdida del color.

• Es sumamente útil el uso de la queratina para proporcionar flexibilidad e hidratación al cabello teñido.

• Para cabellos secos se recomienda el uso del sérum, que ayuda a recuperar los lípidos del cabello y a reducir el frizz.

• Ante cualquier duda buscar siempre el asesoramiento de un especialista.