¿Tarjeta de débito o prepaga?

0
4

Con el desarrollo de soluciones financieras más abiertas y accesibles, hay cada vez más alternativas de pago. Conocerlas nos ayudará a elegir la opción más conveniente.

El fuerte avance de los medios de pago digitales registrado en los últimos años puso en el centro del escenario a las tarjetas prepagas, frente a la ya conocida tarjeta de débito. ¿En qué se parecen y en qué se diferencian?

TARJETA DE DÉBITO

Es el producto financiero más común para pagar bienes y servicios.

-Está asociada a una cuenta bancaria o cuenta sueldo.

-Para usarla, es necesario tener dinero en la cuenta, porque cada compra va descontando el monto acumulado.

-Se puede acceder a beneficios, promociones y adherirse al débito automático para pagar los servicios.

-Permite extraer efectivo de un cajero automático.

TARJETA PREPAGA

Es un producto financiero con menos años en el mercado, que permite realizar diferentes operaciones. En algunos casos, se puede incluir un límite de gasto, lo que permite controlar mejor las finanzas personales.

-No está asociada a una cuenta bancaria, sino a una cuenta digital, por lo que es necesario cargarle saldo. Esto se puede realizar desde otra cuenta en una billetera virtual, una app o incluso mediante efectivo en puntos de carga.

-En general, se obtiene con mínimos requisitos, ya que no se analizan historiales crediticios para otorgarla.

-En el caso de pérdida o robo, se puede pausar desde la app para que nadie pueda usarla.

-Al igual que las tarjetas de débito y crédito, con la prepaga también se pueden pagar bienes y servicios, además de aprovechar descuentos y beneficios.

-Permite adherir servicios al débito automático y recargar saldo en el celular.

-Sirve para hacer compras por Internet.

-Permite extraer plata del cajero.

Como se puede observar, las diferencias entre una y otra son bastante sutiles, y tienen muchos puntos en común. Al contrario de lo que sucede con una tarjeta de crédito, estas no permiten financiar compras en cuotas, pero son ideales si lo que se quiere es ordenar las finanzas y controlar los gastos.