Manifiesto de invierno

0
97

El cambio de estación trajo consigo nuevas tendencias y maneras de usar el maquillaje: el estilo de los años 80, la piel casi al natural y los satinados, entre los preferidos.

Por: Cata Greloni

 

Llegó el frío y la nueva temporada se hace notar con un cambio en el look del maquillaje. La atención está puesta en la piel, los ojos y la boca, que irán por los extremos. Lejos de las medias tintas, las expertas proponen un estilo ochentoso y cargado para la noche, y, por el otro lado, corregir manchas, tonalidades e imperfecciones de la piel para que parezca que no se lleva ningún producto.

“Una de las tendencias más importantes de este año es que la piel se vea casi sin maquillaje –dice Regina Kuligovsky–. Sin textura, las bases se llevan bien humectantes, imperceptibles y traslúcidas, ideales para corregir defectos y emparejar la tonalidad de la piel”. La maquilladora y formadora de profesionales comenta que se usan las pieles iluminadas con líquidos semisatinados que brillan e hidratan la piel para lograr un efecto luminoso.

[expand title=»Seguir leyendo..»]

Como detalle, Regina propone acompañar el tono de la piel con el mismo color de esmalte, una tendencia que es furor en el mundo.

Durante el día, las cejas acompañan este estilo y se llevan naturales. Ni tan delineadas ni tan marcadas, pero con cuerpo y volumen, y no lineales.

“La mujer moderna, despreocupada y que trabaja tiene solo diez minutos diarios para recrear una piel que imite su propia humedad y brillo natural”, opina Verónica Mendoza, embajadora de Natura. Otorgándole un velo traslúcido de color a través de rubores en crema, recomienda aplicar estos con la ayuda de los dedos y así lograr un efecto de transferencia de color muy sutil. “Esta naturalidad también la vemos en los colores utilizados en ojos, labios y mejillas, que para esta temporada serán corales, rosados y ocres tenues”, explica.

Para la noche, Verónica propone una vuelta a los 80: “Con un estilo muy marcado, los looks más urbanos hacen foco en los ojos, donde prevalecen los tonos metálicos, los esfumados delimitados y geométricos en tonalidades terrosas, enmarcados por unas cejas bien definidas, muy de la época”.

Otra característica del maquillaje de esta década, que se ve tanto en las pasarelas como en la calle, son los pómulos bien marcados con rubores pasteles y los labios mate en tonos fuertes o pigmentados en colores clásicos y atrevidos.

La boca toma el protagonismo en una gran diversidad de texturas. Daiana González, la Senior Event Artist de M∙A∙C Argentina, dice: “Las bocas se llevan descontracturadas, borrosas, en un estilo libre y pop. Con una gran estridencia en el centro del labio, los tonos rojizos –desde mate hasta glossy– se adueñan de esta temporada. Como la mujer de hoy no tiene tiempo para preocuparse por un delineado perfecto, el brillo y los tintes vuelven a ganar fuerza”.

BOCAS POP

Como marca la tendencia de los 80, en esta temporada no está en los planes pasar desapercibidas. Para lograr un cambio entre el maquillaje de día y de noche, Regina Kuligovsky recomienda hacer foco en los labios. “Lilas, naranjas con rosa, tonos ladrillo, rosados grisáceos, gris plomo, tostados, negros y violetas eléctricos son algunos de los extremos que veremos este año. Se llevan en combinación de dos tonos mate. Por ejemplo, un violeta más oscuro en el contorno y un lila más claro, que se funde hacia el centro”. Para lograr cierta armonía, la maquilladora recomienda acompañar con ojos suaves.

[/expand]