Pueblos de cuento: Comarca andina

0
218

Un recorrido por la Comarca Andina del Paralelo 42, como se denomina al grupo de ciudades y parajes emplazados a ambos márgenes de la ruta 40, en plena Patagonia. La aventura comienza en El Bolsón y se despliega por paisajes espléndidos para todos los gustos.

Fotos ISTOCK

Ese valle encantado, rodeado de montañas, bosques de coníferas, surcado por impredecibles ríos y bañado por lagos de ensueño fue uno de los refugios de los pueblos originarios que poblaron la Patagonia argentina. La ambición de parte de inmigrantes, especialmente europeos, de dejarse llevar por una vida de aventuras envueltas en la paz inigualable de la región le empezó a cambiar la fisonomía a mediados del siglo XX. 

Llegaron los inigualables años 70, y las juventudes, bajo el influjo de la generación beat, se conmovieron con las fantasías de un mundo mejor a partir de ideas y prácticas contraculturales, libertarias y pacifistas reunidas en el movimiento jipi. Así fue como El Bolsón entonces se tiñó de rock, psicodelia, revolución sexual, mucha transgresión combinada con vida natural. En los años más recientes, fue mutando en un sitio donde se combina paz, armonía, historia, cultura, aventura y, por supuesto, paisajes majestuosos.

A partir de allí, toda la Comarca Andina del Paralelo 42 –que se desarrolla en las provincias de Río Negro y Chubut– selló su perfil, a la vez que se consolidaban otros poblados como El Hoyo, Lago Puelo, El Maitén, Epuyén y Cholila, y surgían diferentes parajes, todos mágicos, de la Patagonia cordillerana. Una región extraordinaria para disfrutar de este muy particular verano con caminatas, cabalgatas, pesca deportiva, trekking, rafting, mountain bike, kayak, buceo, agroturismo, andinismo e incluso parapente, en vuelos individuales o biplaza, entre otras muchas actividades. 

Proponemos entonces un recorrido imaginario por esta región donde la naturaleza se exhibe imponente, plena, extraordinariamente bella.

El Bolsón, para empezar. El cerro Piltriquitrón custodia la ciudad que hoy cuenta con 14 mil habitantes fijos producto de aquella evolución de quienes desarrollan su vida fundamentalmente con el turismo, las artesanías, la agricultura y la fruticultura, la producción tanto de dulces como de variedades de cervezas y el cultivo orgánico de la tierra. Justamente El Bolsón sigue caracterizándose por la conciencia ecológica y el respeto por la naturaleza de sus habitantes, quienes aplican esos conceptos para recibir a los turistas, a los que les solicita reciprocidad. 

El del “Piltri” es un paseo obligado. Tiene una altura de 2260 msnm y cuenta con un refugio extraordinario en la mitad del recorrido. Su nombre significa “cerro colgado de las nubes” en lengua mapuche, y en días claros se puede divisar el cerro Tronador a 100 kilómetros y el volcán Osorno, ubicado en territorio chileno. Tiene una vista insuperable del Cordón Nevado. Sobre la ladera se ubican complejos de cabañas, talleres artesanales, viveros y casas de té. 

El cajón del Azul es otro de los imperdibles para disfrutar de una caminata de unas tres horas en la que se cruza un brazo del río Azul por un puente colgante y dos hermosos valles para llegar a un cañadón que tiene un metro de ancho por 40 de profundidad. Allí, al fondo se contemplan las aguas del río, que verdaderamente merecen su nombre. El recorrido también puede hacerse en forma de cabalgata.

El cerro Amigo está ubicado a dos kilómetros del centro. Se llega hasta la cruz por varias sendas que enmarcan las plantaciones de lúpulo del valle, hasta arribar al peñón y regodearse con una vista panorámica muy bella. Tanto como la que se observa en el Circuito Mallín Ahogado, con su fruta fina, sus cabañas lecheras de ovejas, artesanos y el complejo hidroeléctrico de Loma Atravesada, en el camino por el que se accede a la cascada Escondida, a la catarata del Mallín y al cerro Perito Moreno. 

El visitante tampoco se puede perder El Camino de los Nogales, que recorre las chacras más fértiles de la zona, donde se pueden ver las plantaciones de lúpulo, fruta fina, verduras orgánicas y flores, tambos, viveros, fábricas de queso, entre otros. Muy cerquita se encuentra la Rinconada de Nahuelpan, una comunidad de origen mapuche.

Y si de disfrutar la ciudad se trata, la feria artesanal de la céntrica Plaza Pagano es un paseo ineludible, con sus 300 puestos en pleno verano que apenas se reducen en el resto del año. La feria es uno de los atractivos clásicos para los miles de turistas que año a año visitan el lugar. La variedad de productos hechos a mano es inmensa: hay en madera, cerámica, telar y plata, así como alimentos orgánicos y plantas aromáticas, entre muchos otros. 

Justamente a cuadras de allí, al norte, está la calle Azcuénaga, que se precipita sobre el río Quemquemtreu, para llegar a dos sitios infaltables en el recorrido por El Bolsón: el conmovedor mirador Cabeza del Indio y luego de transitar un sendero sinuoso, el nacimiento de la Loma del Medio. 

Pero sin duda, uno de los mayores atractivos es el que se inauguró en el 2008: el centro de deportes invernales “Cerro Perito Moreno”, que se encuentra a solo 25 kilómetros del centro bolsonense. Su ubicación le permite conservar sus pistas durante casi todo el año para disfrutar del esquí y el snowboard en un entorno familiar, inmerso en el bosque.

Claro que El Bolsón es el corazón de una región que ofrece al visitante una serie de localidades bellísimas. Por caso Lago Puelo, que en lengua mapuche significa “agua del este”: el lago nace en territorio argentino y sus aguas recorren la Cordillera a través del río Puelo, hasta arribar al propio océano Pacífico. Es una localidad maravillosa que se encuentra ya cruzando el límite interprovincial e ingresando en Chubut: queda también muy cerca de la frontera con Chile. “Un pueblo pequeño, con nombre de lago y alma de agua”, anuncian en su página oficial. 

Su principal atractivo es justamente el Parque Nacional Lago Puelo: un recorrido por los recovecos de su lago es inolvidable, así como el sabor de las truchas que se reconocen a simple vista y que surcan el agua, apenas sumergidas. Pero también se recomienda el parque temático Millán Lemu; los miradores Virgen del Currumahuida, de la Cruz, del Blanco, Torre de Vigía y Puesto de Maninga; el cerro Radal; La Pasarela; los saltos del Motoco y la laguna Huemul. Y por supuesto, la playa del lago, especialmente la de la margen norte: Puerto Patriada. 

Lago Puelo es oficialmente la Capital Nacional de la Fruta Fina, aunque la fiesta nacional se celebre cada enero en El Hoyo. Para llegar se requiere encarar desde El Bolsón por la RN 40, algo menos de 20 kilómetros. Se trata de una aldea rural mágica que cuenta con un microclima único, muy benigno y placentero. Otros lugares para conocer en las adyacencias son Puerto Patriada, La Catarata y El Desemboque.

Un poco más de 30 kilómetros al sur, otro de los lugares infaltables para visitar es Epuyén. Se trata de otra de las aldeas en las que confluyó la cultura mapuche con la llegada de artesanos, que se nutrieron mutuamente. A tal punto que todos los principios de año se registra en la zona uno de los eventos más convocantes de la Patagonia, como es el Encuentro Nacional de Artesanos. Pero sería injusto quedarnos solo con ello, porque la aldea se encuentra rodeada de magníficos arroyos que surcan innumerables bosquecillos de cipreses, coihues y maitenes, que convierten e Epuyén en un enclave ideal para el descanso y la contemplación de la belleza natural.

Si en cambio rumbeamos por la RP 70, nos encontramos con El Maitén, otra de las localidades cordilleranas de la Comarca, con sus 3500 habitantes que viven a la vera del río Chubut, rodeados de estepas y bosques. También de chacras sustentadas en la cría de ganado lanar y bovino, como así también en la producción de frutos finos: frutillas, cerezas, grosellas, rosa mosqueta, entre otras. El Viejo Correo o la moderna Central Termoeléctrica son los atractivos en el casco urbano. Claro que por esta hermosa aldea pasa la tradicional Trochita (ver recuadro) y, en función de ello, se celebra la Fiesta Nacional del Tren a Vapor, en homenaje a los trabajadores ferroviarios.

EL BOLSÓN ES EL CORAZÓN DE UNA REGIÓN QUE OFRECE UNA SERIE DE LOCALIDADES BELLÍSIMAS.

Y finalmente nos encontramos con Cholila. Es una aldea rural, tal vez la más reconocida por el turismo que ama la naturaleza, ya que está rodeada de cuatro valles de impactante belleza, en una zona de ríos correntosos y lagos cristalinos que complementan un paisaje irregular de cordones cordilleranos y bosques. De esta forma generan un colosal abanico de colores. En las cercanías hay campos con ganado que forjaron la rica historia de la región y que son la esencia del evento cultural más popular: la Fiesta Nacional del Asado, que se realiza todos los febreros. Cholila también es muy renombrada por la pesca deportiva: los conocedores del tema aseguran que allí se consiguen inigualables piezas de salmónidos, como pueden ser las truchas arcoíris, las de arroyo o la marrón, y también especies de salmón encerrado, pejerreyes patagónicos y percas.

Cholila se encuentra en el departamento Cushamen, a 77 kilómetros de El Bolsón y a 115 de Esquel. Los propios cholilenses recomiendan recorrer la región en tres tipos de circuitos. El corto: la Cabaña Butch Cassidy, el cerro Pintado, el Morro y el lago Mosquito. El circuito medio, integrado por el valle El Blanco, el río Carrileufu, el cerro La Momia, el lago Cholila y el Museo Leleque por el valle El Cajón. Y finalmente el circuito largo, que comprende el Parque Nacional Los Alerces y Trevelin. Un dato histórico muy interesante es que el primer poblador de Cholila fue don Ventura Solís, conocido por guiar al perito Francisco Moreno en sus expediciones por la zona.

Claro que entre unos y otros hay algunas poblaciones que bien pueden haber surgido de la mente fantasiosa de consagrados novelistas. Así son los parajes Las Golondrinas, Entre Ríos, Cerro Radal, Puerto Patriada y Leleque. Y, por supuesto, Villa Lago Rivadavia, muy cercana a Cholila y ubicada a orillas del río Carrileufú, a medio millar de metros de altura. Los cerros y la sierra Rivadavia que lo rodean pintan una imagen de ficción. Como la de todos esos sitios. Para completar una travesía de ensueño por la comarca andina. 

DATOS ÚTILES

CÓMO LLEGAR

El acceso a El Bolsón es por la legendaria ruta 40. Para llegar en micro existen varias empresas de ómnibus y colectivos que realizan el trayecto entre Bariloche y la terminal de micros de El Bolsón (Av. Belgrano 406). El tiempo de viaje en micro es de dos horas. Saliendo de San Carlos de Bariloche se puede tomar la ruta 258 pasando por Villa Mascardi y el Fogel, llegando a El Bolsón tras 120 km de recorrido de un camino bellísimo, pavimentado. Distancias desde El Bolsón a Buenos Aires, 1695 km; Bahía Blanca, 1084 km; Comodoro Rivadavia, 789 km; Esquel, 180 km; General Roca, 610 km; San Martín de los Andes, 280 km; Santa Rosa, 1056 km; Villa La Angostura, 190 km; Puerto Madryn, 829 km. De las localidades chilenas de Osorno, 381 km; Puerto Montt, 521 km; Temuco (por Puyehue), 489 km. 

CARRUAJE

Además de las tradicionales excursiones por los distintos cerros del lugar, las cascadas, los ríos y las demás formaciones naturales, ahora también se puede pasear en carruajes de campo para revalorizar la actividad agrícola y fomentar el turismo rural.

CLIMA

Los cerros y la vecindad de los lagos generan un microclima. La temperatura media anual es de 9 °C con máximas de 32 °C en verano y hasta -16,5 °C en invierno. Toda la Comarca Andina tiene las características del clima húmedo de la cordillera patagónica, con frecuencia de nevadas en invierno y lluvias a principios de la primavera y fines de otoño. Las primeras nevadas se producen durante mayo y junio; las más copiosas, en agosto.

ALOJAMIENTO

Como en todas las localidades de la Patagonia argentina hay una enorme diversidad de hospedajes, de acuerdo con los alcances económicos y las preferencias del turista: hoteles de diferentes estrellas, como también residenciales, cabañas, apart hoteles y casas. En muchos puntos de la región existen campings privados y zonas libres, especialmente a la vera de los lagos.

INFORMACIÓN

Secretarías de Turismo de la región: 

El Bolsón. Tel.: (02944) 492604 / 455336. Mail: turismo@elbolson.com. Web: elbolson.gov.ar

Lago Puelo. Tel.: (02944) 499591. Mail: turismo@lagopuelo.gov.ar. Web: lagopuelo.gov.ar

El Hoyo. Tel.: (02944) 471115. Mail: info@elhoyo.gov.ar. Web.elhoyo.gov.ar

Epuyén. Mail: turismo_epuyen@epuyen.net.ar. Web: epuyen.gov.ar

El Maitén. Tel.: (02945) 495016. Mail: info@turismoelmaiten.com.ar. Web: turismoelmaiten.com.ar

Cholila. Tel.: (02945) 498202. Mail: info@turismocholila.gov.ar. 

Web: www.turismocholila.gov.ar.